"Constituye una medida irrazonable y particularmente perjudicial porque se produce en plena cosecha", indicaron las empresas.


La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) repudiaron los piquetes frente a las plantas industriales y terminales portuarias del Gran Rosario.

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó el lunes la conciliación obligatoria para el gremio de los empleados aceiteros, luego de intensas negociaciones con el sindicato regional, recordaron las entidades en un comunicado.

“La disposición de piquetes, en el marco de una huelga ilegal por ausencia de conflicto con el sector productivo específico, constituye una medida irrazonable y particularmente perjudicial porque adicionalmente se produce en plena cosecha”, aseguraron Ciara y CEC.

Según las entidades, la medida afecta “a toda la cadena y el ingreso de divisas que necesita la economía nacional en un momento crítico”.






Comentarios