El pronóstico anticipaba un descenso de temperatura en Rosario junto con la llegada de la lluvia.


Después de un sábado con un clima cambiante en Rosario pero sin tregua en cuanto a la alta humedad, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó este domingo el alerta por tormentas y lluvias intensas en toda la provincia de Santa Fe.

Según datos del organismo oficial, hasta la madrugada del lunes se esperaban fenómenos intensos a nivel local en algunos casos con abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo. El informe con vigencia hasta las 22 también anticipaba probable actividad eléctrica y ocasionales ráfagas o caída de granizo.

En el cierre de una jornada con alta humedad pero sin precipitaciones, el pronóstico para la ciudad contemplaba un descenso de la temperatura en el inicio de la semana. No obstante, se preveía que el tiempo inestable recién mejoraría hacia el miércoles.

Para este lunes en Rosario se esperaba una mínima de 20 grados y una máxima de 24 con tormentas aisladas. La mejora recién llegaría entre la tarde y la noche del martes con temperaturas que no superarían los 27 grados.






Comentarios