La panelista fue sorprendida por un grupo de mujeres partidarias del aborto a la salida de una radio.


Luego del escrache que sufrió en la localidad santafesina de Recreo en el marco de la campaña que lleva adelante por su precandidatura a diputada provincial, Amalia Granata habló sobre el incidente y señaló que quienes protagonizaron el violento episodio “buscaron una situación de violencia”.

En diálogo con América TV, la panelista contó que al finalizar una entrevista en una radio de esa ciudad se sube al auto y en ese momento ve “tres chicas con pañuelos verdes en el cuello que vienen corriendo a querer increparme”.

“Yo ya estaba arriba del auto. Arrancamos, me corrieron hasta el semáforo y me empezaron a insultar de una manera que nunca en mi vida viví una situación así”, relató la precandidata. Y agregó: “Yo lo describo como que parecía que estaba poseída la que insultaba, y entre ellas se estaban filmando”.

Granata señaló que estas mujeres le gritaban “puta” y que le decían que ella tenía “plata para el aborto” y que por su culpa “las chicas se están muriendo”.

“Si las chicas se hubieran acercado a la puerta de la radio yo tranquilamente como estoy hablando ahora me puedo sentar a dialogar con ellas, a escucharlas y a debatir ideas, porque a mí me enriquece su postura y quisiera que a ellas las enriquezca la mía. Pero es imposible, el nivel de violencia y de odio que tienen estas mujeres”, indicó la periodista.

Granata reconoció que tuvo temor. “La verdad que yo, en un momento, pensé abro la puerta del auto, la abrazo, la contengo, pero estaba tan furiosa, capaz que tiene un cuchillo, me empuja, me pega”, dijo.

“Se acercaron tanto al vidrio y me hablaba con ese nivel de odio pensé que me iban a romper el vidrio, quedé como media descolocada ante esa situación, sobre todo porque somos mujeres”, añadió.

La panelista señaló que sintió que la quisieron agredir. “Yo creo que fueron a eso, a buscar una situación de violencia para encontrar mi reacción, que ya les digo si lo vuelven a hacer no la van a encontrar nunca”, esbozó.

Aunque luego aclaró: “No soy una persona que pego, violenta, y como me vieron me quedé en el auto escuchando a ver lo que me decían y nada más. La verdad no sabía con qué me iba a encontrar, por el nivel de furia que manejaban estas personas”.






Comentarios