Los delincuentes repetían el modus operandi e incluso fueron vistos a bordo del mismo automóvil.


Una banda dedicada al robo y reventa de ropa y otros productos fue desbaratada este lunes tras allanamientos simultáneos en Rosario y Pueblo Esther, dos de las ciudades en las que se recibieron denuncias que apuntaban a la misma organización.

Desde el Ministerio de Seguridad de Santa Fe informaron que había cinco personas demoradas como parte del operativo que llevó a cabo la Policía de Investigaciones (PDI) a partir de una serie de casos que incluye un comercio de San Lorenzo ubicado sobre San Martín y Riccheri.

En total se llevaron a cabo siete allanamientos en los que secuestraron desde medicamentos hasta un automóvil, pasando por una gran cantidad de prendas de vestir. En este sentido, fuentes oficiales detallaron que la indumentaria sustraída era vendida por una mujer de 40 años identificada como Patricia R. y que otros accesorios fueron hallados en un local de Mitre al 4400. En un inmueble lindero a ese punto de distribución encontraron otro depósito con material de interés para la causa y advirtieron que el negocio ilegal funcionaba a puertas cerradas.

Todos los episodios fueron registrados entre enero y febrero y en principio involucran a los mismos sospechosos con un modus operandi que se repetía. De acuerdo a los datos que surgen de la pesquisa a cargo de las fuerzas provinciales, un hombre estaba a cargo de distraer a los comerciantes mientras dos mujeres robaban el botín y luego se retiraban a bordo de un Fiat Duna Weekend.

La maniobra consiguió engañar al personal a cargo de un comercio en Presidente Roca y Uriburu, otro ubicado sobre la primera calle a la altura Mendoza y una farmacia de Pueblo Esther cerca del cruce de Córdoba y San Martín.

La mercadería era sustraída bajo un mismo modus operandi y acopiada en zona sur. (@minsegsf)

Además del vehículo antes descrito, la policía encontró prendas y accesorios de bebé, dos valijas, ropa masculina y femenina, unas 5.300 cajas de medicamentos y un bolso con papel de aluminio para evitar que se activaran las alarmas de los locales. Entre los domicilios allanados, la cartera provincial confirmó que requisaron propiedades en Laprida al 6200, Clavel al 6900 y Biedma al 100.

Fuentes ligadas a la causa informaron que la acusada que distribuía los bienes en zona sur tenía antecedentes por estafa y se le formó causa por encubrimiento con ánimo de lucro al igual que a Sandra S., de 57 años.

La PDI recuperó desde medicamentos hasta ropa para hombre y mujer. (@minsegsf)

En cuanto al resto de los sospechosos, las autoridades indicaron que Luciano G. (31) ya había estado implicado en un caso de robo calificado. José O. (33), por su parte, tenía pedido de captura activo desde diciembre. Tanto ellos como Barbara A., de la misma edad que este último, serán investigados por hurto.






Comentarios