La policía detuvo al joven de 21 años y a otros dos acusados cuando el dueño fue a pagar para recuperar su vehículo.


La Policía de Investigaciones (PDI) denunció este miércoles un intento de extorsión a partir del robo de un auto en Villa Gobernador Gálvez y arrestó a tres personas involucradas en la maniobra. El dato llamativo del caso es que uno de los implicados es vecino del dueño del vehículo sustraído.

El operativo se llevó a cabo este martes entre la tarde y la noche, cuando las fuerzas provinciales tomaron contacto con Mariano G. tras una presentación en la Comisaría 29°. El hombre de 49 años señaló que se habían llevado su Fiat Siena y que los delincuentes le exigían 25 mil pesos para devolverlo.

La PDI detuvo a los tres acusados tras un procedimiento de entrega controlada. (@minsegsf)

El contacto con los maleantes había sido propiciado por Franco V., un muchacho de 21 años que vive en la misma zona y se había ofrecido a rastrear el rodado de la víctima. Luego de dar aviso a la unidad de Flagrancia de la Fiscalía, un agente encubierto de la PDI fue con ambos hasta Mármol al 2900, donde habían acordado el pago de $15.000 en el marco de una entrega controlada. Allí les dijeron que el auto estaba en Arijón y Castro Barros, en la zona sur rosarina, pero la inspección en el lugar arrojó resultados negativos.

En un segundo contacto pactado más tarde, la policía detuvo a Braian B. y Lucas C., ambos de 26 años. Los efectivos les secuestraron cuatro celulares junto con la llave de un Chevrolet Astra que se encontraba cerca del punto de encuentro. Luego del arresto, uno de los implicados confesó que el Fiat había quedado estacionado en Esteban De Luca al 200, donde finalmente consiguieron devolvérselo a su titular.

Al cabo de la investigación, el fiscal Enrique Paz ordenó que los tres acusados permanezcan tras las rejas por los delitos de extorsión y encubrimiento con el agravante del ánimo de lucro.





Comentarios