El joven de 28 años se había llevado desde camisetas hasta gorras, pero la huida tuvo un final desafortunado.


Un joven de 28 años sufrió lesiones leves y finalmente fue detenido después de recibir asistencia médica en el marco de una denuncia por robo en inmediaciones del estadio de Newell’s Old Boys. Según testigos en las instalaciones del club, el ladrón se cayó en plena huida.

La policía tomó conocimiento del episodio a partir de la intervención del personal de seguridad de la sede rojinegra, donde habían advertido que la puerta de la tienda oficial había sido vandalizada. Allí fueron en busca de dos sospechosos y consiguieron atrapar a uno de ellos, quien se golpeó contra el piso cuando trataba de escapar.

El ladrón se habían llevado gorras y una campera junto con las casacas. (@minsegsf)

Voceros del Ministerio de Seguridad de Santa Fe detallaron que Alejandro B. llevaba indumentaria de la Lepra repartida en varias bolsas: una campera, tres gorras y 13 remeras. La secuencia previa fue reconstruida en base altestimonio de Carlos C., un hombre de 58 años que había llamado al 911 tras recibir aviso de parte de los custodios sobre la situación.

Uan vez que la Brigada Motorizada llegó hasta la puerta 1C en el sector de plateas del Coloso, el presunto maleante fue trasladado a un centro de salud para recibir las curaciones de rigor y finalmente quedó a disposición de la justicia en la Comisaría 2°.






Comentarios