Se hizo lugar a la demanda presentada por una ONG ante las pésimas condiciones de la traza. La audiencia será el 22 de marzo.


La Justicia Federal hizo lugar a la demanda de la ONG Usuarios y Consumidores Unidos (UCU) y citó a las autoridades de Vialidad Nacional para que den explicaciones por el pésimo estado de la Autopista Rosario – Córdoba.

A raíz de la enorme cantidad de baches, ausencia de banquinas y nula demarcación, varios usuarios habían tomado la decisión de no pagar el peaje hasta tanto se iniciaran trabajos de reparación, sobre todo en el tramo Roldán – Carcarañá.

De hecho el propio municipio de Carcarañá había dispuesto temporalmente la clausura de la cabina de peajes por otros incumplimientos administrativos, algo que finalmente se revirtió. Lo que continuaron fueron las quejas de los usuarios frecuentes de la traza por las condiciones sumamente peligrosas en las que debían circular.

UCU tomó el caso y presentó una demanda directamente contra Vialidad Nacional, por el incumplimiento de las tareas de mantenimiento por parte de la empresa concesionaria actual (Corredor Panamericano II) y de de la anterior (Cinco Vial).

Ahora la Justicia llamó a Vialidad y la ONG a una audiencia de conciliación para el próximo viernes 22 de marzo. “Pediremos que se intime a Vialidad a que ordene la realización de las obras necesarias”, señaló la abogada de UCU, Julieta Ruchelli.






Comentarios