Los falsos postulantes tenían planeado cómo abrir la puerta desde afuera cuando engañaron al personal.


Dos empleados de una empresa de maquinarias fueron sorprendidos este lunes en Capitán Bermúdez por delincuentes que fingían buscar trabajo para entrar a robar. Así se llevaron unos 750 mil pesos que estaban destinados al pago de sueldos.

El asalto ocurrió alrededor de las 4 de la tarde, cuando un ingeniero que se estaba yendo del lugar le avisó a sus compañeros que había dos hombres en la vereda que querían dejar sus curriculum. Ambos llevaban algunas hojas y consiguieron ingresar después de entregarlas a través de la reja de la entrada ubicada sobre San Roque al 400.

A partir de los primeros testimonios, la policía confirmó rápidamente que hubo un trabajo minucioso de inteligencia previa al golpe. El dato más llamativo es que uno de los sospechosos llevó un picaporte para abrir el pestillo de la entrada, algo que habitualmente hacen quienes atienden al público como medida de seguridad.

En un descuido de una de las víctimas, los maleantes se metieron y redujeron al muchacho que los recibió y a su compañera. De inmediato los amenazaron a sabiendas que había gran cantidad de dinero guardado, ya que ese día estaba previsto el pago de sueldos.

Los empleados revelaron dónde estaba la plata y los delincuentes abrieron el mueble sin demasiada demora. En cuestión de minutos volvieron a la calle y escaparon en moto con el botín, dejando maniatadas a las dos personas que estaban en ese momento en el interior.






Comentarios