Aguas Santafesinas analiza la instalación de macromedidores que permitirían cobrar por el consumo real y no presunto en grandes estructuras.


El fuerte reclamo de comerciantes y usuarios residenciales por las enormes tarifas de agua que están llegando, llevó a las autoridades de Aguas Santafesinas (Assa) a analizar seriamente un plan que permitiría reducir notablemente lo que paga un tipo de cliente específico, como es el que vive en departamentos.

En la actualidad, la gran mayoría de los usuarios abona una tarifa de agua por metro cuadrado del inmueble y no por la utilización del servicio. Esto deriva, por un lado, en que grandes espacios o viviendas abonen sumas exorbitantes pese a hacer poco uso.

Estudian un plan para reducir sustancialmente la boleta de agua en edificios antiguos

Por el otro, genera un derroche de agua, ya que al tener que abonar siempre lo mismo independientemente del consumo, el usuario no suele cuidarlo. La solución que se viene reclamando desde hace tiempo es la de instalar medidores.

Según informó la empresa, el año pasado se colocaron cerca de 7 mil, y este año está previsto instalar unos 10 mil en zonas como Echesortu, Barrio Parque o Pichincha. De esta forma se superaría largamente el 30% de cobertura en los inmuebles “técnicamente medibles”. Además en el Concejo Municipal avanza un proyecto para que esto sea obligatorio en los edificios nuevos.

Estudian un plan para reducir sustancialmente la boleta de agua en edificios antiguos

Ocurre que el gran problema está en las propiedades horizontales antiguas. El Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) había presentado hace un tiempo una propuesta para colocar macromedidores. “Funcionan midiendo ya no los metros cuadrados sino toda el agua consumida por el edificio, y se pagaría en los gastos centrales dividido por departamento, bajando considerablemente el gasto”, explicó Oscar Urruty, titular del organismo.

En diálogo con Vía Rosario, destacó que la reducción de la boleta “sería sustancial”, y que la inversión correría por cuenta de la Provincia, la empresa y el propio Enress. “Las autoridades de Assa ya le dieron el visto bueno para que esto se aplique”, adelantó.

Estudian un plan para reducir sustancialmente la boleta de agua en edificios antiguos

Un mecanismo similar es el que se colocaría en las galerías comerciales, a las que les están llegando terribles tarifas por ser grandes, pese a contar con pocos sanitarios. “Esta medición va en sintonía con la equidad y permitiría al usuario planificar su consumo”, señaló.






Comentarios