El empresario rosarino emplea un curioso método a la hora de pasar el tiempo con las pequeñas Charis, Bella y Francesca.


Justo en el último programa de Cinthia Fernández como panelista del programa “Los Ángeles de la Mañana”, volvió a ser protagonista su pareja, el empresario rosarino Martín Baclini.

El tema era el de las familias ensambladas y a la vedette se le preguntó cómo se las arreglaba su novio para responder a la demanda de atención de las tres niñas, con las que Martín se lleva muy bien.

¿Cómo se está ensamblando ese pobre hombre a esos tres terremotos?”, consultó el conductor del envío. “Cada vez que viene a mi casa se tiene que preparar. Duerme una siesta de tres horas para poder aguantarles el ritmo”, expuso enseguida Cinthia Fernández.

“Si Martín va al baño, las tres se paran al lado de la puerta a esperarlo y le dicen que está tardando mucho”, añadió. De hecho, hubo un lugar para una anécdota: el primer día que ella fue con sus hijas a la casa de su pareja.

“Fue el peor momento de mi vida. Estaba todo impecable, inmaculado. Se sacaron la ropa que les había puesto para el cumpleaños de Matilda, la hija de Luciana Salazar, y empezaron a saltar en una cama que tiene con 58.000 resortes”, precisó, entre risas, la ahora ex panelista del programa de De Brito.






Comentarios