Se trata de un sistema similar al de los grandes aeropuertos que permite reducir el tiempo del trámite.


El Gobierno Nacional puso en marcha medidas destinadas a lograr un mejor control de las fronteras e ingresos en los aeropuertos. En este marco, se inauguraron puertas biométricas en la aeroestación de Rosario.

Del acto participaron ​el ministro del Interior de la Nación Rogelio Frigerio, el gobernador Miguel Lifschitz, el presidente del Aeropuerto Internacional de Rosario (AIR) , Matías Galíndez y autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones.

Con cuatro puertas en funcionamiento y una más a punto de ser instalada, el AIR apuesta a un plan de expansión orientado al desarrollo de la actividad en Rosario y su región. La utilización de las puertas biométricas nos permitirá mejorar los tiempos y la calidad en la experiencia de los pasajeros que pasan por la ciudad y su utilización es muy simple” destacó Galíndez.

Este sistema se encuentra habilitado para ciudadanos argentinos, con pasaporte o DNI. En el caso de salida del país, las personas deben ser mayores de 18 años y para ingresar, mayores de 13.

Para este trámite, el pasajero debe acercarse a la puerta y aproximar su documento para ser analizado. El mismo se procesa y si está todo en orden, se abren las puertas permitiéndole el ingreso a la pasarela. Una vez dentro, se realiza la fotografía del rostro y comparación de huella dactilar para dar paso a la validación final concluyéndose el trámite migratorio.

El AIR es el segundo aeropuerto en contar con este sistema que permite a los pasajeros realizar el trámite por sí mismos, sin modificar el nivel de control pero sí reduciendo los tiempos del trámite​.






Comentarios