Un grupo de delincuentes pasó el fin de semana entero en el establecimiento y se llevó elementos de valor.


Un grupo de delincuentes ingresó a un jardín de infantes, provocó destrozos y se llevó varios elementos de valor. Pero no conforme con ello, se comieron hasta las galletitas de los chicos.

El hecho ocurrió durante el fin de semana en el Jardín de Infantes Barquito de Papel de Roldán, y las autoridades del establecimiento estiman que los ladrones permanecieron durante todo el fin de semana en el lugar.

“Se tomaron el agua, comieron masitas y hasta se acostaron en camas y cunas donde duermen los bebés, dejando todo lleno de barro”, indicó Dámaris Núñez, al frente del jardín, a El Roldanense.

Como ninguna ventana o puerta estaba forzada, se estima que ingresaron por la puerta con la llave que un empleado perdió días antes del robo. Lo concreto es que se llevaron un equipo de música, un celular y un pen drive, con trabajos de los chicos.

No es la primera vez que el jardín es víctima de un hecho de estas características. En noviembre del año pasado, malvivientes barretearon una reja y se llevaron una moto que estaba estacionada en el patio.

(Fotografía: El Roldanense)






Comentarios