Esta acusado por apuntar con un arma a un custodio de un boliche y disparar contra un local de barrio Fisherton.


El exbarra leproso, Matías Pera, fue condenado este miércoles a cinco años de prisión por amenazar al custodio de un boliche y balear un local de barrio Fisherton.

La sentencia al joven de 37 años, ligado a la traición que recibió el entonces jefe del paravalanchas de Newell’s Diego “Panadero” Ochoa, llegó mediante un juicio abreviado, homologado por la magistrada Hebe Marcogliese.

Estaba acusado de una balacera ocurrida el 29 de octubre de 2017 contra la fachada de Don Nadie, ubicado en avenida Eva Perón al 7800, de barrio Fisherton.

Las cámaras de seguridad de una sucursal del banco de Santander Río lo captaron cuando bajó de una moto Honda Tornado y efectuó varias detonaciones contra el local.

Matías Pera fue condenado a cinco años de prisión.

Además, se lo ligó a la balacera con un par de zapatillas, un pantalón y unos guantes encontrados durante un allanamiento en su departamento que coincidían con la vestimenta de las imágenes.

Previo a este ataque, el 23 de junio de 2013 a las 3.30 Pera intentó ingresar al Complejo Yamper, de Ovidio Lagos al 4500, cuando los custodios se interpusieron.

Tras una discusión fue hasta su auto a buscar un arma de fuego y regresó gritando que “los iba a cagar a tiros a todos”. Tras la amenaza, fue demorado y trasladado a la seccional 18ª.

Por el hecho conocido como la “entangada”, en la que bajaron del paravalanchas a Ochoa y le robaron, según la denuncia del sucesor de Roberto “Pimpi” Caminos, un celular, mil pesos, tarjetas de crédito y débito y documentación personal, Pera fue condenado a tres años de prisión condicional tras el pago de una fianza de 5000 pesos.






Comentarios