Quedó en prisión preventiva luego de dar a luz a la niña.


Una joven de 27 años fue imputada este miércoles por la muerte de su hija recién nacida. La llevó en una caja y sin vida a un hospital luego del alumbramiento.

El caso se registró el viernes por la madrugada en la localidad de Desvío Arijón, momento en el cual la mujer llegó acompañada de un familiar hasta el hospital Cullen con su bebé en una caja y la placenta en otra.

La joven contó que había tenido un parto en su domicilio y que su hija había sufrido golpes al caerse durante el alumbramiento. Luego de ser recibida en la guardia, fue trasladada al servicio de Ginecología y Obstetricia donde se constató su estado.

De las primeras pericias se desprendió que la bebé presentaba dos fracturas y múltiples contusiones. Con esta información, los fiscales Marcelo Nessier y Rosana Marcolín la imputaron como autora de homicidio doloso agravado por el vínculo.

“La mujer dio a luz por parto natural a una niña”, afirmó Nessier. Y agregó: “Se descarta totalmente y de plano la posibilidad de un aborto. Las pruebas médicas realizadas confirmaron que los pulmones de la beba tenían oxígeno, esto quiere decir que respiró y por eso se trata de una persona nacida viva”.

El fiscal contó que la mujer “estaba en el inmueble con sus padres y una pareja amiga, quienes presuntamente desconocían el embarazo”.

La imputada se encuentra con prisión preventiva y la audiencia de medidas cautelares se realizará el viernes.






Comentarios