Se trata de personas que residen en zona sur. Se activó el protocolo de prevención y se amplió la vigilancia municipal.


Se confirmaron los primeros siete casos de dengue autóctono contraídos en Rosario, por lo que municipio y Provincia pusieron en marcha el protocolo de prevención.

Hacia fines de la semana pasada, estas personas mostraron síntomas compatibles con la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, que corresponden –entre otros- con alta fiebre y fuerte dolor muscular y en los ojos.

Tras realizarse los análisis de sangre en el Cemar, se constató que se trataba de dengue. Como los pacientes no tenían antecedentes de viaje, se catalogó los casos como autóctonos, más allá que estas personas pudieron haber estado en contacto con otras que sí viajaron.

El caso de dengue fue confirmado a través de un análisis de sangre en el Cemar.

“Por el intenso calor y el aumento de la lluvia, en cuatro provincias argentinas y en países vecinos ya se habían registrado casos autóctonos y era esperable que apareciera alguno en esta zona”, manifestó Leonardo Caruana, secretario de Salud municipal.

En función de esto, durante el fin de semana se definió el aislamiento de los involucrados y se bloquearon nueve manzanas en los alrededores de su casa para buscar febriles, aislarlos, jerarquizar el descacharrado y hacer análisis de sangre de personas sospechadas de tener la enfermedad.

“El caso detectado fue en zona sur, pero estamos vigilando toda la ciudad porque las larvas del mosquito no se concentran en un único lugar”, advirtió el funcionario municipal en diálogo con LT8. Ante cualquier síntoma, se aconseja consultar con el médico.






Comentarios