El fuego afectó a una vecina de la zona norte de la ciudad, que ahora tiene temor de que el hecho se repita. 


La semana previa al clásico suele vivirse con gran intensidad en la ciudad y lamentablemente ya es recurrente los episodios de violencia que se suceden. Tras conocerse nuevas pintadas amenazantes en el predio infantil de Newell’s, ahora una vecina de zona norte vivió un hecho de terror. Un grupo de personas quemó una pared que da a su casa donde había un mural de Central.

El domicilio está ubicado en Avellaneda 438 bis. La mujer se encontraba en su casa cuando, cerca de las 3 de la mañana, algunas personas llegaron allí y prendieron fuego con siete cubiertas una pared en la que había un mural del club de Arroyito.

La víctima precisó que de pronto empezó con tos y se percató de la gran cantidad de humo que provenía desde afuera. Inmediatamente dio aviso a los bomberos. 

El mural de Central que fue quemado sobre Avellaneda. (El Tres)

En diálogo con El Tres, la mujer remarcó la peligrosidad de este episodio ya que en ese lugar “hay cables de luz y de teléfono”.

Con cierta indignación, también manifestó que ella es ajena a esta situación. “Los que nos hacen este daño realmente no entiende que no tenemos nada que ver”, dijo.

La pintada canalla lleva allí varios años aunque la dueña del domicilio precisó que “el muro no fue hecho con mi consentimiento, fue pintado de madrugada”.

La mujer manifestó que ahora tiene temor de que estas personas retornen a la zona y es por eso que fue a la sede de Central. “Me atendió un guardia de seguridad. Me dijo que el club no se hace responsable. Son personas que vienen por su cuenta”, contó.






Comentarios