Una de las nenas tiene 7 años y padece problemas neurológicos y motrices.


El Tribunal Colegiado de Familia número 7 de Rosario decidió retirar de su hogar a un grupo de cuatro hermanos menores de edad que sufrían graves carencias sanitarias y alimenticias como parte de la convivencia con su madre en la zona noroeste.

El caso ya estaba en manos de la Subsecretaría de Niñez de la provincia, aunque el abordaje inicial se había inclinado hacia mantener a los niños bajo la tutela de la mujer en el barrio La Bombacha. Dado que el trabajo de asistencia junto con el Centro de Salud Ceferino Namuncurá no había logrado resolver la situación, la Justicia dispuso que fueran reubicados tras un operativo encabezado por la policía y médicos del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies).

Según informó La Capital, los nenes se encontraban en un ambiente “extremadamente riesgoso y de insalubridad absoluta”. De hecho, fuentes oficiales recordaron que semanas antes de la intervención habían encontrado resistencia cuando fueron al domicilio donde viven la mujer de 38 años y su pareja.

El día en que se efectuó al orden judicial, los uniformados confirmaron que no s encontraba en casa el mayor de los hermanos, quien tiene 14 años. Además del adolescente, los profesionales al servicio del Gobierno santafesino debe hacerse cargo del cuidado de una nena de 3 años que sufre infecciones recurrentes. A ella se suman dos hermanas de 11 y 7 años, la menor de las cuales padece problemas motrices y neurológicos severos. Desde la repartición provincial, no obstante, señalaron que seguirán trabajando con el fin de reintegrar a los niños en convivencia con su madre u otro miembro de su familia.






Comentarios