Hizo hincapié en la protección de los derechos de los internos pese a los reclamos de la Provincia por el ingreso de objetos prohibidos.


La Cámara Penal de Apelaciones de Rosario rechazó la reglamentación que limitaba el ingreso de bultos a los penales del sur santafesino. Consideró que el tope de dos kilogramos “resulta insuficiente, irracional y abusivo”.

De esta manera se confirmó la decisión de Primera Instancia que, a raíz de un Habeas Corpus interpuesto por el Servicio Público Provincial de Defensa Penal (SPPDP), suspendía la resolución 533/18 del Servicio Penitenciario.

Dicha reglamentación limitaba el ingreso de paquetes a establecimientos penitenciarios de la zona sur de la Provincia durante los días de visita hasta un máximo de dos kilos por persona mayor de edad.

En su resolución, la Cámara Penal hizo especial hincapié en la protección de los derechos de los internos, sobre todo cuando aparecen afectados de modo incompatible con las leyes y la Constitución. En esta línea, el tope general “resulta insuficiente, irracional y abusivo”.

En junio del año pasado, cuando se había resuelto la suspensión sin plazo de restricciones para el ingreso de elementos, se había planteado que la superpoblación que existe en las cárceles de la provincia, reconocida por el Servicio Penitenciario, genera inconvenientes en la provisión regular de alimentos y se torna un “contrasentido” ya que las visitas asumen solidariamente la carga que le corresponde, exclusivamente, al Estado.

Recientemente, luego de trascender dos videos grabados por internos de Coronda que denunciaban malas condiciones de alojamiento, y del secuestro de un centenar de celulares en las últimas semanas el Ministerio de Seguridad insistieron en que el ingreso sin límites de bultos a las cárceles facilita la introducción de elementos prohibidos.






Comentarios