Pidieron su captura como instigador del homicidio. Estaba más delgado, con barba y usaba una gorra al momento de ser aprehendido.


Este sábado fue detenido en Córdoba Esteban Alvarado, buscado por el crimen de Lucio Maldonado. Desde diciembre pesaba una orden de caprura sobre él. El sospechoso estaba más delgado, con barba y usaba una gorra al momento de ser capturado.

La Tropa de Operaciones Especiales (TOE) lo aprehendió en un camping Embalse Río Tercero. Agentes vestidos de civil trabajaban encubiertos en la zona para dar con su localización exacta.

De pronto observaron a una persona que se parecía pero era más delgada y tenía barba, además de una llevar una gorra, lo que dificultaba determinar con precisión de quién se trataba.

Cuando se acercaron a él, Alvarado comenzó a correr y arrojó su celular en un lago, pero tras una breve persecución lograron detenerlo. Se cree que fue la persona que que planificó el secuestro y ejecución de  Maldonado.

A la víctima la metieron en una Renault Kangoo y, según la pesquisa de los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, lo llevaron hasta una quinta en el paraje Los Muchachos, sobre la ruta A012, en jurisdicción de Piñero que sería del sospechoso. Se presume que allí lo mataron y que en la noche del 12 de noviembre lo tiraron a la vera de la autopista Aramburu.

Lo hallaron con un mensaje mafioso en Oroño y Circunvalación.

Alvarado, conocido como Chuchino o Rengo, fue penado en 2007 a tres años de prisión en suspenso por robar un Fiat Duna y en 2015 a seis años y seis meses de prisión como jefe de una asociación ilícita dedicada al robo de vehículos en el conurbano bonaerense, que luego eran desguazados en Rosario. Por el último delito quedó en libertad en 2016.






Comentarios