Una camioneta de la policía tiró abajo una pared y un papá y su beba se salvaron de milagro



El vehículo policial iba a toda velocidad por Nuevo Alberdi, el conductor perdió el control y se metió adentro de una vivienda. Hay tres efectivos heridos.

Una camioneta de la policía se metió adentro de una casa de Nuevo Alberdi y de milagro no mataron a un hombre y a su beba. Hay tres agentes internados por heridas.

Los efectivos iba a bordo de una Chevrolet S10 a toda velocidad aparentemente a raíz de una entradera que se había producido en la casa de una policía. Al llegar a Grandoli y Laguna, el conductor del vehículo dobló tan rápido que perdió el control del mismo y literalmente tiró abajo la pared de una vivienda.

En ese momento, un hombre se encontraba durmiendo en la cama con su beba en brazos. Al escuchar la frenada, atinó a levantarse y al instante se encontró con la camioneta pegada a su lado. De hecho los escombros -la casa es de ladrillo, no de chapa- cayeron justo donde tenía apoyada la cabeza.

Como consecuencia del accidente, tres policías resultaron con heridas. Dos de ellos fueron internados en el Hospial de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y el restante fue derivado al Sanatorio Laprida. Todos están fuera de peligro.

El vehículo quedó completamente destrozado en el frente y con una rueda pinchada.