Hace meses descansa en el Concejo un proyecto para controlar las picadas y piden su pronto tratamiento



En medio del paro de municipales, volvieron las carreras ilegales en zona norte. El plan prevé colocar barreras y cámaras.

En medio de la queja de los vecinos de La Florida, quienes denunciaron el regreso de las picadas debajo del puente Rosario-Victoria, desde el Concejo insistieron en tratar proyectos para limitar las carreras ilegales.

La concejala Norma López, aseguró que hace meses presentó un plan de su autoría para colocar barreras que impidan la práctica ilícita y colocación de cámaras de videovigilancia ya que, aseguró “es evidente que el municipio o no quiere o no puede controlar”.

Esperamos que el oficialismo tenga voluntad de política de avanzar con un reclamo antiquísimo para Rosario. Planteamos que estas barreras se coloquen debajo de la traza de Av. de Circunvalación entre la rotonda de Bv. Rondeau y la rotonda de Av. Eudoro Carrasco, para disuadir la realización de picadas de vehículos. Y también solicitamos la colocación de cámaras de videovigilancia en los mismos predios”, se pronunció López.

“Las picadas de vehículos tiene espacios determinados para su realización por la peligrosidad que representan para la ciudadanía. Estos espacios son los “picódromos”, creado por ordenanza N°9072 y reglamentados por ordenanza N°9414. Fuera de eso, son ilegales”, argumentó la concejala kirchnerista.

La edila, expuso que “el estado continua en un descontrol, debemos garantizar la seguridad de las personas”.