El delantero admitió que desde hace seis meses "no estaba rindiendo como pretendía" en el club.


Después de una semana sin mayores contratiempos en torno al final previsto para las negociaciones, Rosario Central confirmó este lunes la partida de Marco Ruben, quien seguirá su carrera en el fútbol brasileño durante este año.

Poco antes de la conferencia de prensa convocada a las 20 para que el propio futbolista anunciara el final de su segunda etapa en Arroyito, el club publicó un mensaje de agradecimiento al capitán canalla con la leyenda: “¡Hasta luego, Marco! Central es tu casa”.

“Esto ya lo viví y extrañé muchísimo. Hoy empieza una nueva etapa y tengo que brindarme al 100% como profesional y como persona. El tiempo dirá si puedo volver a jugar con la camiseta de Central“, explicó el beltranense.

Sobre su partida, el ex River argumentó: “El motivo principal es que acá quiero estar bien al 100%. Hace seis meses empecé a notar que no estaba del todo bien y no estaba rindiendo como pretendía”. Al mismo tiempo, apuntó que la Academia “siempre va a ser la mejor opción y la primera” en el futuro.

Sin variantes respecto de lo que había trascendido off the record, la entidad informó que el delantero se incorporará a préstamo a Atlético Paranaense, flamante campeón de la Copa Sudamericana. El contrato tiene un año de duración e incluye una opción de compra para el equipo en el que también juega el argentino Lucho González.

Al cabo de cuatro años desde su vuelta en 2015, Ruben decidió buscar un nuevo rumbo tras la conquista de la Copa Argentina bajo la dirección de Edgardo Bauza. Su desvinculación se concretó en horas en las que los directivos están a punto de cerrar la contratación de Jarlan Barrera, el atacante colombiano de Junior que arribó a Rosario este domingo como uno de los refuerzos que pretende el “Patón”.

El presidente Rodolfo Di Pollina destacó que el jugador “fue la piedra fundacional” de la gestión actual en el período previo para formar el equipo que condujo Eduardo “Chacho” Coudet. Por su parte, Ruben indicó que es “muy gratificante” el cierre luego del título ante Gimnasia, pero consideró que venía “un poco agotado” y concluyó: “Acá necesito estar bien para darle todo a la gente, al club y a mis compañeros”.






Comentarios