Más de la mitad se quedó sin cobertura de obra social y advierten que siguen los problemas con las partidas de Nación.


La Municipalidad de Rosario confirmó esta semana la incorporación de unas 40 mil nuevas personas al sistema de salud público local debido a la pérdida de puestos de trabajo y el incremento en los costos de la medicina prepaga en medio de la crisis económica a lo largo de 2018.

Desde el Palacio de los Leones detallaron que los datos oficiales dan cuenta de la apertura de diez mil historias clínicas en centros de atención primaria y otros efectores que dependen del Ejecutivo. “Lo estuvimos cuantificando durante todo el año, incluso en el último trimestre de 2017”, apuntó el titular de la cartera, Leonardo Caruana.

El funcionario comentó que más de la mitad de los nuevos pacientes “perdió la obra social” junto con su fuente laboral o no pudo seguir pagando la cobertura privada. En cuanto al resto, advierten que se “comparte alguna prestación o estudio con el centro de salud pública“.

En diálogo con Radio 2, el secretario de Salud manifestó que se trata de un “incremento sostenido” que ya había sido expuesto a mediados de año. En cuanto a las medidas para atender la creciente demanda, remarcó que decidieron quitarle prioridad al financiamiento de algunas obras y pedir mayor presupuesto para el sistema. Al tiempo que destacó el trabajo conjunto con la Provincia para resolver la problemática, recordó que se mantiene el conflicto con Nación a la hora de obtener partidas que “se comprometen y a veces no llegan”.






Comentarios