La Fiscalía cree que la gavilla lo mató para apropiarse de la pensión que cobraba porque su esposa, hijas y nietos son discapacitados.


Este jueves fue detenido en un control de rutina un delincuente acusado de haber participado del asesinato de un jubilado en barrio Moderno, en septiembre pasado.

Héctor Albino Almaraz, de 70 años, murió de un disparo en el pecho en la puerta de su casa, ubicada en Damestri 6061, cerca de Rouillón y Segui. Fue en el marco de un ataque perpetrado por cuatro delincuentes que querían arrebatarle la pensión por discapacidad que cobra por su esposa, cuatro hijas y tres nietos, todos con retraso mental por enfermedad genética.

La policía ya había detenido por el hecho a Blas Joel R. y a Osvaldo Miguel R., quienes fueron imputados por haber asesinado a Héctor para robarle, aunque finalmente no pudieron hacerse con el dinero sino con un televisor y un espejo.

Ahora cayó un tercer integrante de la gavilla: Alan Federico N., de 24 años, quien contaba con pedido de captura y se lo arrestó en Pasaje Pasotti al 5900. Este viernes será imputado por el fiscal Adrián Spelta. Se cree que además hay otros dos malvivientes prófugos.






Comentarios