El uruguayo no rindió lo esperado y se fue del club cuando todavía le quedaban 18 meses de contrato. Por otro lado Rivas se va a préstamo a Talleres.


Un fracaso rotundo fue el paso de Diego Arismendi por Central. Si bien es cierto que tuvo pocas chances, con su pasmosa lentitud y su falta de técnica que demostró en los minutos que estuvo en cancha, demostró que no estaba apto para el fútbol argentino.

Y es por eso que de común acuerdo con la dirigencia se le rescindió el contrato. El club decidió pagarle una compensación simbólica por lo que hubiera cobrado de sueldo hasta junio, y el uruguayo se quedó con el pase en su poder, cuando todavía le restaban 18 meses de vínculo.

Por otro lado, se terminó de definir la cesión de Leonel Rivas a Talleres por un año sin cargo y con opción de compra de u$s1,2 millones por el 50% del pase. Además se incluyó otra cláusula por la que el elenco cordobés podría extender seis meses más el préstamo (hasta junio de 2020) si abonara u$s50 mil, según el periodista Nicolás Filomeno.

En cuanto a otras bajas, tal como se informó, Marco Ruben tendría todo acordado para irse a préstamo a Atlético Paranaense de Brasil, previa renovación de su contrato con Central hasta mediados de 2020.

Además, el Santos se mostró interesado en sumar al Colo Leonardo Gil, mientras que Independiente está interesado en Fernando Zampedri. Si las ofertas convencen a las partes, podría avanzarse en alguna venta, pero no es prioridad.






Comentarios