El episodio ocurrió este domingo por la mañana a la vuelta de las instalaciones de las fuerzas de seguridad.


Un ataque a balazos cometido este domingo a la mañana tomó por sorpresa a los vecinos de barrio Martin en la misma zona donde se encuentra la casa del gobernador Miguel Lifschitz y la sede local de la Policía Federal Argentina (PFA).

El atentado trascendió al mediodía, horas después de que el gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) constatara los impactos sobre la fachada ubicada en Ayacucho al 1400. En el edificio sólo se registraron daños materiales de acuerdo al informe del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El fiscal Fernando Sosa fue el primer encargado de comandar el operativo para esclarecer lo ocurrido en el edificio que se levanta a la vuelta de las dependencias de las fuerzas federales por 9 de Julio. Allí se hallaron rastros de cuatro disparos, aunque en primera instancia no se pudo constatar el calibre de los proyectiles empleados.

De acuerdo a los resultados de las primeras medidas, el ataque fue perpetrado por dos personas pero no trascendieron pistas respecto de cómo ocurrió ni del motivo de la agresión. Ante esta circunstancia y la cercanía con el domicilio del mandatario provincial, la unidad de Flagrancia informó sobre el episodio al Equipo de Gravedad Institucional ante la posibilidad de que se trate de otro atentado en la saga de amenazas hacia la Justicia y el poder político.

En el marco de esa pesquisa, este sábado quedó en prisión preventiva una mujer acusada como colaboradora en una de las últimas balaceras. Según indicaron desde la Fiscalía, la imputada fingió un desmayo para pedir ayuda policial cerca de la sede judicial de Rueda y Mitre, donde más tarde pasarían dos personas en moto y dispararían contra la puerta de entrada.






Comentarios