La entidad agropecuaria no ahorró adjetivos para criticar la planificación de la Provincia sobre crisis hídricas.


Después del temporal que golpeó fuerte a buena parte de la bota y dejó bajo el agua casi por completo a la comuna de María Susana, la Sociedad Rural de Rosario emitió un contundente comunicado en el que consideró “insuficiente” la política de obras del Gobierno santafesino para prevenir inundaciones.

Este lunes la entidad afirmó que hay “miles de hectáreas de los campos más productivos” de la provincia que “sufren severas pérdidas como consecuencia de las repetidas crisis hídricas”. Por ese diagnóstico responsabilizaron a la administración del Frente Progresista y recordaron que un “alto funcionario” llegó a decir que los anegamientos son algo “normal” si llueve.

“Quienes sufrimos los excesos hídricos, sabemos que, con la puesta en marcha de un plan integral consistente en el manejo del agua, podríamos atenuarlas y evitarlas, tal cual como lo hacen en provincias vecinas”, argumentaron los representantes de parte del sector primario. En contraposición a ese escenario, aseguraron que hay “obras mal diseñadas y parcialmente ejecutadas” como las del Canal San Antonio, Corralitos o Carrizales.

Luego de ponderar como “agravante adicional” el riesgo sanitario que pueden llegar a generar este tipo de fenómenos, los directivos de la Rural señalaron que el centro y el oeste de la provincia son las zonas más damnificadas por la situación.

A poco de aprobado el Presupuesto 2019 con una serie de reformas tributarias, la entidad pidió que el incremento de la carga impositiva rural sea destinado a “una planificación superadora que contemple el desafío que presenta el cambio climático en curso”.






Comentarios