La policía detuvo a un tachero que andaba a los tumbos por zona oeste. Cuando agentes de tránsito le hicieron el test, dio que tenía 1.48 gramos de alcohol y que había consumido cocaína.


Un taxista conducía su vehículo completamente alcoholizado y drogado. Fue detectado por personal policial que dio aviso a personal de Tránsito para que le realicen los controles correspondientes, los cuales dieron positivos. Encima tampoco tenía la documentación correspondiente.

El episodio ocurrió este viernes alrededor de las 2:20 en 24 de Septiembre y Avellaneda. Marcelo G. de 50 años conducía a los tumbos un taxi chapa RA 2596, cuando personal policial que patrullaba la zona lo detuvo.

Al percatarse del aliento etílico y de las evidentes muestras de borrachera, los agentes dieron aviso a la Dirección de Tránsito, hacia donde fue trasladado el conductor.

Tras realizarle los exámenes de alcoholemia y narcolemia dieron que tenía 1.48 gramos de alcohol por litro de sangre, y también detectaron que había consumido cocaína, según informaron desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana a Vía Rosario.

Además el conductor tampoco contaba con la tarjeta verde ni con la revisión técnica obligatoria, por lo que se le retiró el coche que quedó con el corralón municipal y el sujeto quedó demorado en la comisaría 18°.






Comentarios