Parece que con el constante aumento de precios, el combustible se volvió un bien preciado por los delincuentes. Todo quedó registrado por las cámaras.


El miércoles por la noche, un joven pidió llenar el tanque en una estación de servicio de Granadero Baigorria. Cuando tenía que pagar, agredió al playero, se subió al auto y escapó a toda velocidad. Más tarde fue detenido.

Parece que con el constante aumento de precios, el combustible se volvió un bien preciado por los delincuentes. Y un joven ladrón quiso ahorrarse los $2.500 que le costaba llenar el tanque de su Volkswagen Gol robando la carga de una Shell de San Martín y 1° de Mayo, en la vecina localidad.

Cuando el playero se disponía a cobrarle, el malviviente lo empujó y le arrebató las llaves del auto, en el que se metió instantes después. De la bronca, la víctima le dio varios puñetazos a uno de los cristales y resultó lesionado, por lo que debió ser atendido por personal de emergencias.

Más tarde, el trabajador fue derivado al Sanatorio Mapaci por un traumatismo en un dedo de la mano derecha y un traumatismo de cráneo sin pérdida de conocimiento, ya que en su afán por escapar, el caco lo golpeó en la cabeza.

Sin embargo el delincuente no pudo ir muy lejos porque lo capturaron momentos después y con el registro fílmico como prueba irrefutable, le abrirán una causa, según consignó Baigorria Informa.

(Video: Baigorria Informa)






Comentarios