La Justicia sospecha que el accidente que terminó con la vida de Mario Paglia fue posterior a una falla eléctrica.


El día después del fatal accidente de un empresario de San Lorenzo, la Justicia provincial confirmó que la Fiscalía ordenó la autopsia del cuerpo y también anticipó como hipótesis principal que el episodio está vinculado a un problema en el portón que aplastó a la víctima.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) detallaron que el cuerpo de Mario Paglia fue enviado al Instituto Médico Legal (IML) tras la intervención del gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) en la entrada a la pollería que pertenecía al hombre de 79 años.

De acuerdo a los primeros indicios recabados por el fiscal Juan Ledesma, el dueño de la firma que lleva su apellido estaba tratando de resolver una falla eléctrica que impedía que la reja se cerrara correctamente. Todavía no eran las 8 de la mañana cuando el portón se cerró sobre él y le dio un golpe que le provocó la muerte en el lugar a pesar de la intervención posterior de los médicos en la zona rural donde funciona el establecimiento.

En el momento en que quedó atrapado, Paglia estaba acompañado por un empleado y ambos habían advertido que el disyuntor no estaba funcionando correctamente. Aparentemente, el mecanismo se activó cuando cerraron la protección y tomó por sorpresa al anciano. No obstante, los investigadores esperan el resultado del informe forense para corroborar esta teoría y también recogieron rastros y fotografías en el sitio donde tuvo lugar el accidente.






Comentarios