La Superliga pasó para el lunes algunos partidos previstos para el domingo y adelantó el comienzo del encuentro de los rojinegros.


Por el cambio de fecha y horario del encuentro de ida de la final de la Copa Libertadores entre Boca y River, la Superliga modificó el fixture y Newell’s se vio afectado: seguirá jugando el lunes pero lo hará más temprano.

Se sabe que la Conmebol y la Superliga no se caracterizan por la prolijidad, y ahora volvieron a demostrarlo, afectando la programación de encuentros que nada tienen que ver con la final del certamen continental.

Tras la suspensión por la tormenta, parece que el superclásico se disputará el domingo. El mismo día se jugarán los tres encuentros previstos en provincia de Buenos Aires para esa jornada: Independiente-Belgrano (a las 13.15), Gimnasia-Racing (15.30) y Banfield-Lanus (17.45).

Sin embargo dos que tenían que disputarse en Ciudad de Buenos Aires pasarán al lunes 12 de noviembre: Huracán-Godoy Cruz a las 19.15 y Vélez -San Lorenzo a las 21.30.

Como se sabe que en casi todo, y más que nada en el fútbol, lo único que interesa es lo que ocurra en la Capital Federal, poco importaron los partidos que ya estaban previstos para el lunes en otras localidades.

De un momento a otro, la Superliga puso nuevos horarios para Tigre – Argentinos, que se disputará a las 17, y Newell’s – Defensa y Justicia, que ahora se jugará a las 19.15. Los hinchas leprosos expresaron su bronca en las redes, porque a más de uno se le juntará con la jornada laboral y le impedirá ir al Coloso Marcelo Bielsa.






Comentarios