El Concejo Municipal aprobó un proyecto que promueve la laicidad en edificios e instituciones públicas.


Crucifijos y símbolos religiosos deberán removerse de escuelas y hospitales públicos de Rosario, luego de que el Concejo Municipal aprobara un proyecto que tiene como propósito avanzar en la separación de la Iglesia y el Estado.

La iniciativa elaborada por la concejala del Frente Social y Popular, Celeste Lepratti, fue aprobada por la mayoría de los ediles, con excepción de algunos de Cambiemos, y apunta a la remoción de símbolos religiosos de las instituciones públicas.

“La idea es que el municipio arbitre los medios para que la Provincia quite crucifijos ni imágenes religiosas en escuelas, hospitales y edificios públicos”, relató Lepratti y agregó que quedan excluidos de la medida aquellos elementos con connotación religiosa que hacen a la fisonomía arquitectónica o a una obra de arte.

“Lo que se busca es promover la laicidad, que lejos de no garantizar las opciones religiosas o no de la gente, garantiza la igualdad para todos”, manifestó en diálogo con Radio 2.






Comentarios