La Cámara rosarina dispuso que el juicio por la desaparición en San Lorenzo debe empezar antes de marzo.


La Cámara de Apelaciones de Rosario prorrogó por seis meses el régimen de prisión preventiva que cumple Gabriel Strumia, el empresario sindicado como el principal acusado por la desaparición de Paula Perassi en San Lorenzo hace más de siete años.

Durante la audiencia que se llevó a cabo este jueves, el juez Carlos Carbone se expidió sobre una resolución previa en la que le habían negado la excarcelación al amante de la mujer que fue vista por última vez en septiembre de 2011. En esta nueva instancia, los defensores del hombre de 47 años insistieron en que la vigencia de la medida cautelar era improcedente, un planteo que fue rechazado en forma parcial después de la primera negativa de su par María Isabel Más Varela.

Los abogados Enrique y Narela Sirio desmintieron las acusaciones de la querella que representa a los padres de la sanlorencina y le atribuyeron “maniobras dilatorias” en torno a la causa que el año próximo llegará a juicio en los Tribunales del cordón industrial. En este sentido apuntaron que Strumia “en ningún momento intentó evadir el accionar de la Justicia, incluso en los tiempos en que estuvo en libertad”.

Los letrados que asesoran a Alberto Perassi y a su esposa subrayaron “la gravedad institucional” del caso ante la falta de certezas sobre el paradero de Paula y argumentaron que se trata del “proceso más complejo que se tramita en esta provincia”.

El expediente que espera un fallo de primera instancia en debate oral y público se refiere a los delitos de aborto sin consentimiento seguido de muerte, encubrimiento agravado e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Ante esta situación, Carbone ordenó que la Justicia sanlorencina fije una fecha de inicio para el juicio “que no supere el mes de marzo”.

Fotografía: @gbelluati.






Comentarios