Una agente le dijo que incumplía una normativa local y le armaron el acta de infracción. 


Un insólito episodio vivió este miércoles una taxista de 52 años en la zona de la Terminal de Ómnibus. La mujer fue multada por una inspectora por usar camisa sin mangas. Desde la Municipalidad señalaron que sólo fue un llamado de atención.

Todo comenzó cuando la conductora estaba en la parada de calle Cafferata vestida con una camisa a cuadros sin mangas cuando una inspectora le golpeó la ventanilla. La empleada municipal le dijo que estaba incumpliendo con una ordenanza que no permite que los choferes del servicio público manejen con los brazos descubiertos.

Inmediatamente, la inspectora le tomó el número de taxi y, antes de firmar el acta, la taxista se fue. A las pocas cuadras se sacó una foto con la camisa y la subió a Twitter.

“Me llamó la atención que una mujer le esté diciendo a otra cómo vestirse. Ni siquiera tenía una musculosa puesta. Era una camisa bien abotonada con una remera abajo para no mostrar escote”, contó Herrera a El Ciudadano.

Tras el episodio, el chofer llamó a la línea 147 para informarse sobre su contenido y desde cuando está vigente pero no recibió información del otro lado del teléfono.

La ordenanza en la que se basó la agente tiene casi cuatro décadas y hace referencia a la ropa de taxistas varones. Los choferes tienen que usar remera o camisa abotonada, zapatos cerrados y pantalón o bermuda a la rodilla si es verano. La norma aclara que no pueden usar sombrero o gorras y si tienen pelo largo debe estar atado. Sobre las mujeres sólo dice que la norma se adaptará las particularidades de la vestimenta femenina.

Desde la Secretaría de Control y Convivencia municipal informaron que sólo fue un llamado de atención en base a la norma vigente, sin multa.

Lo cierto es que la taxista se quejó de que la inspectora sí hizo el acta de infracción por lo que se encuentra a la espera de ser citada junto con el titular del auto que maneja.






Comentarios