A cinco días de la última fecha propuesta no hay confirmación oficial sobre la participación de los jueces sorteados.


El juicio oral y público por la explosión en Salta 2141 corre riesgo de demorarse otro año más, ya que a menos de una semana de la última fecha anunciada todavía no hay certezas sobre el inicio de las audiencias para cerrar la causa en torno a la muerte de 22 personas.

El sorteo para designar al nuevo tribunal no logró destrabar la situación para atender el pedido de familiares de víctimas y sobrevivientes, a quienes las autoridades de la Corte Suprema les habían anticipado que el debate se pondría en marcha este mes.

Entre los tres funcionarios apuntados para expedirse sobre la responsabilidad de los 11 imputados hay dos magistrados que se excusaron de intervenir, por lo que la Justicia deberá responder dichos planteos y la resolución sufrirá nuevas demoras.

Ante este escenario, fuentes de los Tribunales provinciales consideraron probable que el juicio empiece recién en 2019. Si bien dicha alternativa está sobre la mesa, las partes todavía no fueron notificadas al respecto y el final del extenuante proceso penal en torno a la tragedia se sigue estirando.

La semana pasada, el Centro de Justicia Penal fue escenario de una nueva protesta por la falta de respuestas a los damnificados por el estallido y posterior derrumbe del edificio ubicado a metros de Bulevar Oroño debido a una masiva fuga de gas. Por el episodio fueron acusados empleados y directivos de Litoral Gas, dos técnicos matriculados y un ayudante y tres administradores del consorcio del inmueble.






Comentarios