Agentes de tránsito le practicaron el test de alcoholemia que dio positivo con 3 gramos de alcohol en sangre. Le remitieron su moto al corralón.


Un motociclista conducía completamente alcoholizado por las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus. Cuando le hicieron el test de alcoholemia, dio que tenía más de 3 gramos de alcohol en sangre, por lo que se le remitió el rodado al corralón.

El caso se detectó este sábado alrededor de las 5:25 en un operativo realizado en Santa Fe y Cafferata. Al ver las deplorables condiciones en las que manejaba su moto un hombre, agentes de la Dirección de Tránsito le pidieron que se detuviera.

Junto a efectivos policiales, le realizaron la prueba que dio positiva con 3 gramos de alcohol en sangre, por lo que se le retiró el rodado.

“Se pudo intervenir para que esta persona dejara de poner en riesgo a peatones y demás conductores, así como también su propia vida, cesando en su conducta peligrosa al volante y totalmente distanciada de las normas”, dijo el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin.






Comentarios