El chaqueño volvió a convertirle a Newell's, como había hecho en el 3 a 1 en el Coloso el año pasado y en el 1 a 0 en Arroyito.


Germán Herrera se convirtió otra vez en el verdugo de Newell’s. Pese a ser suplente en Central, siempre juega los clásicos y los paga con goles, esta que vez marcó uno que le permitió a su equipo quebrar el partido que hasta entonces era muy parejo.

El chaqueño marcó de taco tras un córner al primer palo de Leonardo Gil a los 17 del segundo tiempo, pero esta no fue la primera vez.

El 14 de mayo de 2017, en el Coloso Marcelo Bielsa, cuando Newell’s había descontado y se puso a tiro del empate, Herrera marcó el 3 a 1 final.

La racha se prolongó el 10 de diciembre del año pasado en el Gigante, definiendo a los tres minutos del primer tiempo en el clásico que fue triunfo auriazul por 1 a 0.

Germán Herrera, la pesadilla de Newell’s

Este jueves volvió a anotar, abriendo el partido, y estuvo cerca de convertir el segundo pocos minutos después, pero su remate dio en el poste.

(Fotografías: @CARCoficial y @TyCSports)






Comentarios