El entrenador dijo que se siente con fuerzas pero que en Rosario tomará la decisión. Parte de la dirigencia piensa en reemplazarlo.


La dura derrota en el clásico abrió un gran signo de preguntas respecto a la continuidad de Omar De Felippe al frente del plantel rojinegro. “Tengo fuerzas para seguir, pero cuando vuelva a Rosario veremos qué pasa”, manifestó el técnico tras el partido.

“Cómo no voy a tener ganas de seguir. Por ahora tengo fuerza, cuando llegue a Rosario te digo”, respondió De Felippe a la consulta periodística al respecto y agregó que ya comenzará a preparar el partido del fin de semana ante Racing.

No obstante, rápidamente aclaró: “El ambiente no va a ser bueno, no ganaste y acá (por Rosario) se viven las cosas de otra manera”.

Respecto al partido en sí, destacó que Newell’s contó con ocasiones de gol pero no logró marcar, y pese a no jugar mal, fue el canalla el que acertó. “Ganaron con armas legítimas porque aprovecharon nuestras falencias”, sostuvo.

Cabe recordar que antes de este partido, y tras la caída ante Estudiantes, el propio De Felippe había dicho que se iría si perdía frente a Central. Luego relativizó sus declaraciones, pero ahora no sería descabellado que pegue el portazo o lo inviten a retirarse.






Comentarios