Los vecinos del barrio se resistieron este jueves ante un supuesto desalojo en un centro comunitario.


En un nuevo capítulo de la disputa política que generó el inicio de obras para reurbanizar parte de República de la Sexta, la Municipalidad desmintió las denuncias sobre un intento de desalojo de vecinos por parte de la policía en el sector donde funciona un centro comunitario.

Tal como habían apuntado autoridades provinciales hace un mes en relación a incidentes similares, desde el Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat indicaron que el terreno sobre el que avanzaron los uniformados “está vacío” y actualmente intentan completar el cercado de la propiedad para empezar las reformas.

“Hace 15 días habíamos puesto la mitad y este grupo en una tarde lo tiró y lo desarmó. Por eso pesan denuncias y ya hay imputados en el tema“, comentó Manuel Sciutto, titular del organismo, ante la consulta de Radio 2.

Desde la Secretaría de Estado del Hábitat esgrimieron un argumento similar a principios de octubre y remarcaron que las familias a las que pertenecían las viviendas que se levantaban allí ya se retiraron y residen en departamentos alquilados después de aceptar la propuesta que forma parte del proyecto para construir más de 300 unidades en La Siberia.

Esta semana el conflicto llegó al terreno judicial con una presentación ante la Fiscalía de Rosario y la posterior citación a uno de los referentes barriales para ser imputado por daños y usurpación. Ese mismo día, otros vecinos de la zona fueron a protestar frente al Centro de Justicia Penal en repudio a la apertura de la causa penal contra el militante.

Fotografía: @gbelluati.






Comentarios