Desde el colegio aseguran que el no docente bajo sospecha siempre tuvo un "excelente desempeño".


A una semana del inicio de la investigación sobre un posible caso de abuso sexual en el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia, los padres del niño involucrado en la denuncia administrativa decidieron enviar a su hijo a otra escuela privada y evitaron presentarse ante las autoridades para ampliar su declaración.

Ante la gran repercusión que tuvo el pedido de intervención ante el Ministerio de Educación, referentes de la institución de San Luis y Oroño aseguraron que el empleado no docente bajo sospecha siempre tuvo un “excelente desempeño”. A esto agregaron que la cartera provincial ya tiene a su disposición material grabado por las cámaras de seguridad del establecimiento y que los videos no exhiben ninguna irregularidad.

En conferencia de prensa, Dora Micheletti opinó: “Es extraño porque el nene en ningún momento estuvo solito y esa persona no tiene acceso ni contacto con el alumnado”. Al mismo tiempo, ratificó la decisión de la entidad de separar en forma preventiva al trabajador, quien ya hizo su descargo y se mostró “sorprendido” por el testimonio.

Ya iniciadas las medidas para aclarar la situación, fuentes consultadas por La Capital indicaron que la familia del alumno de nivel inicial resolvió cambiarlo a un colegio privado de Funes. A su vez, los padres desistieron de ir a la entrevista programada con funcionarios del ministerio y prefirieron entregar un escrito para contribuir con el sumario abierto.





Comentarios