Santiago Micaz se subió al podio este domingo gracias a la victoria de Los Leoncitos frente a Zambia.


El triunfo de Argentina frente a Zambia no sólo le permitió al hockey nacional obtener el tercer puesto en los Juegos Olímpicos de la Juventud, sino que además marcó la conquista de la primera medalla rosarina del certamen a cuatro días del cierre de la competencia.

Luego de la goleada por 4 a 0 ante el equipo africano, Santiago Micaz se subió al podio junto al resto de sus compañeros, quienes así tuvieron revancha después de la derrota en semifinales ante India.

“Lo dimos todo. La realidad es que era un rival bastante duro. Si bien no fue muy superior, creo que convirtió cuando lo tenía que hacer”, había comentado el volante del Club Universitario después de la caída por 3 a 1 en la penúltima presentación de los dirigidos por Carlos Retegui.

El jugador que trabajó como defensor en el plantel albiceleste recordó sobre el proceso previo: “Esto arrancó en febrero de 2017 y este año entrenamos el triple. El esfuerzo fue inmenso y el día del debut fue tremendo, no podíamos creer el empujón de tener tanta gente que te tira para arriba”.

El juvenil de 17 años ingresó desde el banco en la disputa por el tercer puesto en hockey 5 y se anotó así como único representante local en la victoria de Los Leoncitos de la mano del “Chapa”, quien concluyó así un trabajo que incluyó concentraciones en Mar del Plata, Brasil y Europa.

Micaz agradeció el acompañamiento de su familia y no ocultó las dificultades que le generó la gran demanda de entrenamiento hasta conseguir el bronce. “Me cuesta mucho estar lejos de casa. Es algo que me gusta mucho, pero elegí esforzarme, irme a entrenar a Buenos Aires y estoy orgulloso, a ellos les debo todo”.






Comentarios