El cabecilla de "Los Monos" que permanece detenido es acusado de ser ideólogo de siete ataques a domicilios  vinculados a magistrados.


El juez penal de primera instancia, Héctor Núñez Cartelle, presidió este viernes la audiencia imputativa a los presuntos responsables de las balaceras que durante gran parte del año intentaron amedrentar a los magistrados que participaron del juzgamiento de los integrantes de la banda narcocriminal “Los Monos”.

La audiencia de la que participará el fiscal Matías Edery, a cargo de la investigación, inició a las 15 y culminó a las 22.30 e involucró a nueve personas.

Entre ellas se encontraba Ariel Máximo “Guille” Cantero, cabecilla de la banda actualmente detenido. Puntualmente a él lo sindican como autor intelectual de los ataque en Montevideo al 1000, Italia al 2100, Zeballos al 2500, Dorrego al 1600, Libertad al 300, Sarmiento al 2800 y Buenos Aires al 1700.

La imputación contra “Guille” se realizó por videoconferencia, ya que actualmente se encuentra alojado en el Penal Federal de Ezeiza. Desde dicho reducto también sigue en forma remota las audiencias del denominado juicio “Los Patrones”, que se sustancia en el fuero federal y lo tiene como uno de los acusados por maniobras de narcotráfico.

Quien también está privado de su libertad y se encuentra mencionado en la causa por las balaceras es Daniel “Teletubi” Delgado, condenado por la autoría del triple crimen de Villa Moreno. El hombre se encuentra detenido en el penal de Piñero.

Fue acusado por los ataques en calle Libertad al 300 y Buenos Aires al 1700.​

Matías Nicolás César fue imputado por haber participado en los tiroteos de Zeballos al 2500, Tarragona al 700 bis, San Luis al 1400 y Montivedo al 1900.

A Lucía Uberti se la acusó de haber participado de los anteriores hechos sumándose las balaceras de calle  Dorrego al 1600, Libertad al 300, Sarmiento al 2800 y Buenos Aires al 1700. 

Claudio Canavo habría estado involucrado en los hechos de Dorrego al 1600, Libertad al 300, Tarragona al 700bis y Buenos Aires al 1700.

Damián Chávez fue vinculado con el ataque de calle Lamadrid al 500, al igual que Aldana Mazzeo.

A Jose Alberto Castillo se lo acusó de haber participado en los ataques de calle Montivedo al 1900 junto con Brian Flores.

El juez dictó prisión preventiva sin por el plazo de ley para todos los imputados, prorrogandose las medidas cautelares ya dictadas

Fueron 14 episodios de disparos contra frentes de viviendas en total. Entre los casos más resonantes se encuentran el del 29 de mayo contra dos domicilios en los que vivió el juez Ismael Manfrín, el presidente del tribunal que en abril pasado lo condenó a 22 años por asociación ilícita y homicidio.

Y los ataques a fines de julio al edificio Marisol de Dorrego al 1600 y a una casa de Zeballos al 2500 que pertenecieron a Horacio Usandizaga, padre de la jueza Marisol Usandizaga, miembro del tribunal que condenó a Los Monos en abril. Asimismo, los tiros contra el Centro de Justicia Penal, a principios de agosto.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se cree que están cerca de esclarecer la gran mayoría de los hechos.






Comentarios