La ministra de Seguridad manifestó que se pueden hacer cargo del operativo del clásico rosarino "junto a la policía de Santa Fe, de Córdoba o de donde sea". 


La ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich también dio su parecer sobre el clásico rosarino de cuartos de final de Copa Argentina que todavía no tiene fecha ni sede confirmada. La funcionaria llamó a lucha contra la violencia en el fútbol y le pidió a los presidente de los clubes que lideren la “batalla por la paz en el fútbol”.

Consultada en LT8 acerca de los inconvenientes para definir la fecha y el lugar del encuentro entre las instituciones más importantes de la ciudad, la ministra precisó que “el partido no puede ser en Rosario porque por reglamento del torneo debe jugarse en cancha neutral”. Además aclaró que su área no tiene potestad en esa decisión.

Bullrich destacó que si el cotejo “se hace en Córdoba o en otro lugar, haremos lo mismo que hacemos aquí y que ya le comentamos al ministro Pullaro. No custodiamos más barras”.

“Cuando salgan los micros, los vamos a revisar de arriba para abajo, los vamos a bajar de los ómnibus irregulares, vamos a trabajar duro para que nadie viaje en un colectivo irregular, que nadie viaje con elementos contundentes”, agregó.

La funcionaria nacional manifestó que el ministerio “garantizará la seguridad para que se termine esta idea estar discutiendo si (Newell’s y Central) pueden o no jugar en mismo lugar. Esto es una locura“. Y añadió: “Hay que terminar con esto y los presidentes de los clubes se tienen que poner al frente de esta batalla por la paz en el fútbol”.

Por último, Bullrich desafió a aquellos que quieran empañar la fiesta del clásico. “Aquel violento que quiera ir a cruzar a alguien en la ruta, le decimos que primero se va a cruzar con nosotros. Podemos garantizar la seguridad junto con la policía de Santa Fe, de Córdoba o de donde sea”.




Comentarios