"Dios las salvó, nosotros sólo hicimos el trabajo", aseguró uno de los bomberos que socorrió a las víctimas.


Los bomberos y la policía rosarina trabajaron durante casi una hora y media este miércoles en la zona sur para garantizar el rescate de dos mujeres aplastadas en un choque múltiple, el cual concluyó sin víctimas fatales luego del episodio que involucró a cuatro vehículos.

Apenas concluyó el traslado de ambas pacientes desde la zona de Circunvalación y Avenida del Rosario, los rescatistas pudieron tomarse un respiro aliviados entre los aplausos de los vecinos que seguían con atención la difícil tarea debajo del container volcado sobre un Ford Escort.

“El contenedor tenía tambores de 200 litros de jugo de limón congelado y no pudimos levantarlo. Si seguíamos intentando con la grúa, se iba a desfondar“, explicó uno de los encargados del procedimiento que comenzó pasadas las 10.30 a partir del llamado al 911 de la primera mujer que tomó contacto con las ocupantes del auto.

Uno de los bomberos que arriesgó a meterse bajo el camión para tomar contacto con la conductora y su madre expresó su “inmensa alegría” y contó que ambas “se sentían sofocadas” mientras pedían ayuda para salir. Luego de constatar que ambas habían sido atendidas por los médicos y seguían lúcidas, afirmó: “Dios las salvó, nosotros sólo hicimos el trabajo”.

Las maniobras que inicialmente estaban orientadas a levantar el container del Mercedes-Benz se prolongaron hasta las 12. En el proceso, los agentes decidieron terminar de apuntalar la carga y cortar parte de la carrocería hasta asegurarse de que la vida de las dos mujeres no corría peligro en el intento de sacarlas.




Comentarios