Los dueños de boliches se comprometieron a garantizar el ingreso irrestricto a locales nocturnos.


La Municipalidad de Rosario recogió el guante luego de la denuncia por discriminación que realizó la Asociación Africana y este martes anunció que tomarán una serie de medidas para prevenir nuevos casos de discriminación en boliches y bares de la ciudad.

La resolución se dio a conocer después de un encuentro que tuvo lugar en el Palacio de los Leones tras la reunión concertada la semana pasada para visibilizar el problema que sufren en forma recurrente los inmigrantes a la hora de tratar de entrar a locales nocturnos.

“Quedamos con los representantes de la cámara en que cada lugar exhiba el número de la GUM (Guardia Urbana Municipal) en la puerta y vamos reforzar la capacitación del personal de los boliches sobre este tema”, explicó el secretario de Gobierno Gustavo Leone.

Además de colocar los carteles con la línea 0800-444-0909 para solicitar la presencia de inspectores, desde el Ejecutivo recordaron que las personas discriminadas en una disco o bar pueden acudir a cualquier agente municipal para denunciar dicha situación.

Sergio Spagnolo, referente de los empresario del sector, aseguró en diálogo con Canal 3 que van a “reparar institucionalmente” a quienes resultaron damnificados y afirmó que “las puertas están abiertas” en la ciudad sin ningún tipo de distinción.




Comentarios