El imputado había sido capturado en marzo del año pasado tras un operativo de la Policía Federal.


La Justicia rosarina dio el visto bueno este lunes en un juicio abreviado propuesto para cerrar diferentes causas por amenazas y otros delitos que involucran a un ex barra brava de Newell’s que también es investigado por tráfico de drogas.

El procedimiento fue homologado con una condena de dos años de prisión efectiva para Marcelo Medrano, quien se declaró culpable y reincidente por abuso y portación ilegítima de arma de fuego de uso civil, tenencia ilegal y encubrimiento.

Durante la audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal, la magistrada repasó los términos del acuerdo entre la fiscal Georgina Pairola y el abogado Fausto Yrure en relación a tres hechos que le fueron imputados al acusado luego de su captura durante un operativo de la Policía Federal en Costa Alta.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que el “Coto” fue identificado como el autor de golpes y amenazas junto con su hermano menor, quien también había sido arrestado a principios de 2017 en el cordón industrial.

Tanto Marcelo como Matías fueron señalados como los responsables de intimidar al personal de un delivery en Francisco Miranda y Maestro Mazza el 26 de julio de 2015. Al día siguiente, ambos aparecieron armados para amenazar y lesionar a otras tres persona en Galicia al 400. Finalmente el 8 de marzo del año pasado hubo un allanamiento en la vivienda del mayor de ellos, donde le secuestraron una pistola semiautomática calibre 6.35 mm que había sido robada en 2014.

Hace casi un año, Medrano sufrió un revés que lo alejó más de la tribuna rojinegra cuando lo incluyeron en una lista de 31 hinchas con derecho de admisión para ingresar al Coloso.




Comentarios