Se trata de la firma Metalsur que funciona en Villa Gobernador Gálvez. Desde la empresa aseguran que se trata de una medida para evitar despidos hasta fin de año.


Las dificultades que enfrentan algunas industrias de la región generan preocupación no solo en su plantel de personal, también en las autoridades provinciales que siguen de cerca los vaivenes del empleo. Uno de los sectores más golpeados es el metalúrgico y específicamente el carrocero, con una drástica caída del flujo productivo.

Frente a este panorama, la firma Metalsur anunció la suspensión de 400 empleados por un lapso de 30 días como estrategia para evitar cesantías al menos antes de fin de año. La decisión puso en alerta a la seccional Rosario de la Unión OBrera Metalúrgica (UOM) que tiene jurisdicción sobre las firmas instaladas en Villa Gobernador Gálvez, precisamente donde funcionan los talleres de Metalsur.

“Falta de venta y la complicación que hay en el país con la política que lleva adelante este gobierno”, fue lo que esgrimió Antonio Donello, secretario general de la UOM Rosario, para intentar justificar el quebranto que enfrenta la carrocera para el transporte.

El acuerdo que avalado por el gremio establece que aquellos que durante el mes en cuestión sean suspendidas cobren un 90 por ciento de sus haberes. “si esto no cambia no solamente va a pasar con las carroceras, sino también la línea blanca, pymes, en todos lados quieren suspender, despedir… Estamos atajando penales”, añadió el gremialista, sobre la situación que se vive en el las industrias del Gran Rosario.

Puntualmente, desde la UOM manifestaron que el sector carrocero perdió un 50 por ciento de su capacidad productiva, situación que genera alta preocupación a los empresarios del rubro,

La decisión de Metalsur se suma a lo que comunicó General Motors, que estableció un sistema de suspensiones de todo el personal hasta febrero, trabajando semana por medio, pero sin emitir telegramas de despido.




Comentarios