Hasta fines del año pasado los préstamos ajustados por UVA representaban la mitad de las compras de propiedades. Para las inmobiliarias deberían bajar los precios.


Las inmobiliarias rosarinas ya registran una caída del 50% interanual en las operaciones, y entre las principales causas figura la casi desaparición del crédito hipotecario a raíz de la disparada del dólar.

“Los créditos hipotecarios pasaron de representar casi la mitad de las compra-ventas a fines del año pasado a tener un efecto casi nulo en la actualidad”, se lamentó José Ellena, titular de la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros).

Desapareció el crédito hipotecario en Rosario.

En diálogo con Vía Rosario, manifestó que hasta marzo todavía llegaban personas con préstamos UVA, algo que empezó a bajar entre abril y mayo para desaparecer desde entonces. “Hoy estamos peor que cuando no había crédito porque el escenario es de incertidumbre e imprevisión: algunos que tienen la propiedad quieren esperar para vender y el que la necesita no puede comprar”, explicó.

Marcelo Gustafsson, referente de la Corporación de Empresas Inmobiliarias (Ceir), coincidió en el análisis. “La disparada de tasas, la gran inflación, la devaluación y la incertidumbre desalientan a cualquiera a tomar un crédito”, apuntó.

Desapareció el crédito hipotecario en Rosario.

Además destacó que hasta el año pasado la relación sueldo – costo de UVA era favorable para la mayoría. “Hoy la relación se invirtió, son pocos los que califican para un préstamo como este y encima los salarios se han visto erosionados por muchos otros aumentos”, dijo.

Por otro lado, ambos directivos consideraron que algunas propiedades quedaron demasiado caras en dólares, y deberían ajustarse entre un 10% y un 15%. “La devaluación alejó mucho la parte compradora de la vendedora y ahora llevará un tiempo hasta que las posiciones vuelvan a acercarse”, sostuvo. Para eso es imprescindible que el dólar se estabilice.






Comentarios