Carlos Alberto López había sido visto por última vez este lunes a las 11 de la mañana.


La Fiscalía Regional de Rosario puso fin a la búsqueda para establecer el paradero de un empleado municipal que había sido visto por última vez a las 11 de la mañana de este lunes y del cual no había novedades hacia la noche.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron este martes que el muchacho “fue hallado en buen estado de salud”, por lo que se desactivaron las medidas que estaban en curso desde el día anterior.

Carlos Alberto López forma parte de los equipos de trabajo de la Municipalidad de Rosario, tiene 35 años y presenta retraso madurativo. En el momento en que desapareció vestía ropa de trabajo Ombú color azul y borcegos negros.

El organismo judicial detalló que el muchacho forma parte de la Dirección General de Parques y Paseos. En cuanto a sus características físicas, apuntaron que mide 1,75 metro, tiene cutis trigueño y cabello negro.




Comentarios