Néstor Antenucci fue imputado como autor del ataque contra el negocio vinculado a Juan José Concina.


La Justicia rosarina ordenó mantener bajo prisión preventiva al abogado detenido por la balacera contra el local ligado a un dirigente de Newell’s, quien desde entonces se encontraba con custodia policial ante el temor de nuevos atentados contra su familia.

Después del tiroteo registrado la semana pasada, Néstor Antenucci fue imputado por amenazas doblemente calificadas por ser anónimas y por el empleo de arma de fuego en la esquina de Mitre y La Paz. Paradójicamente, el letrado que integraba una agrupación opositora en el club vive a cinco cuadras de allí y fue arrestado en su domicilio por las fuerzas de seguridad.

El acusado tiene 48 años y está en pareja con una empleada de la entidad que había sido despedida por una serie de irregularidades. La decisión estuvo a cargo del secretario Juan José Concina, quien el último martes a la madrugada se volvió el blanco del atentado que supuestamente fue una represalia por dicha medida.

El fiscal Matías Edery también le atribuyó al sospechoso la portación ilegal del arma de guerra utilizada para efectuar los 11 disparos que recibió el frente de Chevrocon, una casa de repuestos perteneciente al dirigente y sus hermanos. En este sentido, ratificó que las vainas secuestradas en la casa y el auto del presunto tirador coinciden con el material recolectado en el lugar por la Policía de Investigaciones (PDI) e incluso aseguró que el momento de la balacera quedó registrado por cámaras de seguridad.

Antenucci asistió con el patrocinio de Juan Lewis, ex ministro de Justicia de la provincia, aunque no hizo declaraciones ante la jueza María Trinidad Chiabrera. Su defensa no cuestionó la evidencia, aunque pidió morigerar la medida cautelar. Sin embargo, la magistrada ordenó su detención efectiva durante 30 días.




Comentarios